WOLI AYO KA

Apataki de Iwori-ika



REFRAN. Woli Ayo Ka. Woli sé rió por todas partes.
PATAKI. Akeelu, el leñador era infeliz. Él nunca tenia dinero.
Se consulto con un Babalawo, y este signo sé presentó. Y pidió: Tres gallos y trescientos cincuenta centavos esto tenia que ser hecho rápidamente. Pero no lo hizo y sé fue al bosque.
Legba sé transformo en tortuga, he hizo un hueco bajo de un árbol y sé instalo ahí, en aquel árbol que el sabia que el leñador se iría a tumbar.

Akeelu dio un golpe con su hacha al árbol y la tortuga que estaba debajo de este, comenzó a cantar:


E ma ke igi,
Kolokpa!
Iku m be lo oriri,
Kolokpa!
Alo m be lo oriri,
Kolokpa!
Ola m be lo oriri,
Kolokpa!
Ofo m be lo oriri,
Kolokpa!

No corte este árbol,
¡Kolokpa[ nombre de la tortuga)!
La muerte está en este árbol,
¡Kolokpa!
La enfermedad está en este árbol,
¡Kolopka!
Las tragedias están en este árbol.
¡Kolokpa!
El mal esta en este árbol,
¡Kolokpa!

Oyendo esto el leñador soltó su hacha y salió corriendo a la ciudad, y le dijo al Oba que había un árbol en el bosque que hablaba. Al oír esto el Oba cosa que le parecía sorprendente, mando a unos emisarios para corroborar esta historia, al llegar al sitio con el leñador, le dijeron a este que tomara su hacha y le pegara al árbol, este comenzó a cantar de nuevo la canción, estos al oír sé fueron corriendo de ahí.
La noticia de que un árbol cantaba llega a los oídos de las deidades. Sakpata, Shango y el resto, sé presentaron ante el árbol y al oír sé fueron corriendo también.
El leñador fue a casa de su Awo y sé consulto de nuevo, le salió el mismo signo que requirió 2 veces en cantidad el sacrificio original, y Legba envió Ase(ASHE) al bosque.
Ase llegó al pie de árbol, con su fogón, carbón de madera y un fuelle. Y Ase le dijo al fogón que prendiera fuego con el carbón.
Entonces le dijo a su fogón que sé calentara y sé soplara que el pie de Ase sé volvió rojo.
Entonces Ase le dijo al leñador: Tome su hacha y dele al árbol, la tortuga canto de nuevo su canción. Ase viendo el pie del árbol sé dio cuenta que era lo que ocurría.-
Tiro la leña encendida al pie del árbol y la tortuga salió despavorida de ahí y dijo: !Soy yo! ¡Seré su esclavo! Le imploro, ¿Me perdona?
¡Ase sacó la tortuga con su pie único, y dijo: de aquí en adelante, no comeré más que tortuga!