LA MUERTE Y LA SUERTE.

Apataki de Irete-ogunda

EL ÑAME SE METIO DEBAJO DE LA TIERRA, LO MISMO QUE EL MAIZ Y LA MUERTE, Y LE DIJERON AL INTERESADO QUE TENIA QUE BUSCAR SEIS CABALLEROS PARA LA ROGACION, Y QUE TUVIERA CASA EN LA PLAZOLETA, DE LO CONTRARIO MORIRIAN A LOS CINCO DIAS Y A LOS SIETE VENDRIA LA SUERTE.