EL DIOS IROKO.

Apataki de Irete-obara

UNA MUJER NO TENIA HIJO, PIDIO UNO EN LA CEIBA IROKO, OFRECIENDOLE EN CAMBIO UN SACRIFICIO. ELLA NO CUMPLIO SU PROMESA Y EL DIOS DE LA CEIBA SE COMIO A LA NIÑA, SIN QUERER ACEPTAR ENTONCES SU REGALO.