EL CHIVO VINO A SER LA COMIDA PREFERIDA DE ECHU:

Apataki de Irete-Meji

Todos los Awoses decidieron hacer reuniones el la casa de Ejiede, debido a que por su prosperidad el solía hacer elaboradas comidas para ellos. El tenia una fabrica de aceite de palma. Aja y Obuko eran dos de sus sirvientes. Un día, después de la adivinación, fue aconsejado que ese día no fuera a la fabrica de aceite. Aquel era el día de la reunión de Awoses. Pero la esposa de Ejiede descubrió que no había aceite para la preparación de la comida. El decidió correr a traer el aceite. Antes de partir alerto a sus sirviente para que no dijeran que el había ido allí. Aun el no había vuelto y ya los Awoses habían comenzado a llegar. Cuando preguntaron a sus dos sirvientes donde estaba su amo, Obuko sin hacer caso a la advertencia de Ejiede, replico que este había ido a la fabrica. Sin embargo Aja vino al rescate de la imagen de su amo y acuso a Obuko de mentir. Alegando que su amo solo había ido al bosque en busca de hojas para usarlas en un ebo especial de ese día. Aja se escabullo entonces con un traje de tela blanca por la puerta del fondo para buscar a Ejiede y contarle lo que estaba pasando. Ejiede se cambio sus ropas, por la blanca y le dijo a este que volviera para la casa y que limpiara el lugar donde se iba hacer la reunión. Unos minutos después que Aja partió el lo hizo también con unos pedazos de ñames y ahechaduras de los frutos secos de la palma. Al llegar a su casa, saludo a sus invitados, pero ellos no le respondieron. No obstante, el pidió excusas por no haber estado en la casa para darles la bienvenida y que solamente había salido a recolectar unos materiales con el fin de realizar un sacrificio especial y de interés colectivo. El les dijo que Ifa recomendaba como resultado de su adivinación matutina. Que se debía hacer sacrificio a Echu, mediante el lavado de cabeza de todos los presente en el santuario de Echu, con la cabeza cortada de un chivo. El se quejo de que el único material que le faltaba era el chivo. Todos los ojos se volvieron hacia Obuko, que fue tomado al instante y usado para el ebo. Este incidente nos explica por que:

1- Comúnmente se dice que fue la boca de Obuko la que lo mato,
2- Desde ese día Obuko se convirtió en el instrumento popular para el sacrificio a Echu.
3- Aja (el perro) nunca es usado para sacrificio a Orumila a causa de su manifiesta lealtad a su amo.
Cuando este Ifa sale en adivinación, se le dirá a la persona que deberá de desconfiar de un sirviente o empleado, el cual esta tratando de traicionarlo mintiendo en su contra.