EL HOMBRE Y LA OBINI MUERTA

Apataki de Idi-osa

HABIA UN HOMBRE QUE QUERIA MUCHO A SU MUJER, PERO ESTA NO LO QUERIA A EL, LA MUJER SE MURIO Y EL HOMBRE LA ENTERRO EN SU MISMA CASA, LE HIZO UNA SEPULTURA EN FORMA DE CABALLETE. Y EL SOLO SE LAMENTABA, Y DE UNA RAIZ PARECIDA A LA RAIZ DE LA YUCA SE MANTENIA PORQUE EL TAMBIEN SE QUERIA MORIR Y LLAMABA A SU MUJER PARA QUE SE LO LLEVARA, PORQUE NO PODIA SEGUIR VIVIENDO SIN ELLA.
TANTO LLAMO A LA MUERTA QUE ESTA SE LE PRESENTO Y LE DIJO:
QUE ESA MUJER NUNCA LO HABIA QUERIDO A EL Y QUE LA DEJARA TRANQUILA, PERO EL INSISTIO EN QUE QUERIA VER A SU MUJER, Y SEGUIA LLORANDO. ENTONCES IKU LE DIJO QUE COGIERA UN RABO DE ERAN FUN FUN Y OTRO DE ERAN DUN DUN Y EWE Y QUE A LAS DOCE DE LA NOCHE EL LLAMARA A SU MUJER.
ESTE ASI LO HIZO. PRESENTANDOSE LA MUJER Y ESTA LE DIJO QUE ELLA NO LO QUERIA A EL Y QUE LA DEJARA TRANQUILA, PERO QUE EN RECOMPENSA LE DARIA UNA FORTUNA SEÑALANDOLE PARA UN HOYO DONDE ESTABA EL DINERO.
NOTA: EL HIJO DE ESTE SIGNO TRABAJA CON LA MUJER MUERTA.