DI GBE MA BU DO AJA; DI GBE MA BU DO AYO

Apataki de Idi-ejiogbe

Di Gbe ma bu do Aja; Di Gbe ma bu do Ayo
La voz de Di no pierde al Aja, la voz de Di no sé pierde en Ayo.

Un día, un cangrejo tenía una deuda fuerte. No podía pagarla. Buscó la forma de liberarse pero todo fue en vano. Entonces, consultó Ifa con el Babalawo Di. Llegó a Di, le expuso su caso, y le preguntó cómo podría hacer para que su acreedor lo dejara en paz, sin pagar su deuda. Di-Gbe sé presentó, y con el sacrificio siguiente: un par de pinzas, siete gallos y setecientos treinta siete centavos. El sacrificio fue realizado.-
Después del sacrificio el sacerdote le devolvió las pinzas al cangrejo.
El acreedor del cangrejo era Ago(la tortuga macho). La tortuga pidiendo en vano su dinero, llamo a su amiga la serpiente y le propuso que si lograba cobrarle al cangrejo la mitad de la suma seria suya. Pues la serpiente sé encamino a la casa del cangrejo, y este sé dio cuenta y preparo sus pinzas, cuando la serpiente metió la cabeza este sé la corto en dos, al ver esto la tortuga sé olvido de su dinero por razones obvias.
Desde ese tiempo los cangrejos tienen las tenazas.