EL BUEY Y EL PERRO.

Apataki de Idi-Irete

EL PERRO ESTABA MAL Y SU AMIGO EL BUEY LO LLEVO A VER A ORUNMILA E HIZO EBBO PERO CUANDO SALIERON A BOTAR EL EBBO NO PODIAN HABLAR POR EL CAMINO. EN ESO EL BUEY LE DIJO AL PERRO: CHICO, PONME EL EBBO AQUI ARRIBA DE LOS TARROS Y ASI PODEMOS HABLAR POR EL CAMINO. ASI SUCEDIO, PERO COMO EL EBBO ESTABA MUY PEGAJOSO CUANDO LLEGARON AL LUGAR PARA BOTARLO, QUE ERA EL PIE DE UN ARBOL, EL BUEY DABA FUERTEMENTE CON LA CABEZA SOBRE EL ARBOL PARA SEPARARLO.
EN ESO UN GUAJIRO QUE ESTABA A LO LEJOS VIENDOLO AL VER LA FUERZA DEL BUEY EN LOS TARROS ENSEGUIDA PENSO QUE EL BUEY SERVIRIA PARA ENYUGARLO, FUE LO COGIO Y LO AMARRO.
Y DESDE ESE DIA EL BUEY QUEDO AMARRADO POR LOS TARROS. Y DESDE ENTONCES EL BUEY LLEVA LA CARRETA Y EL PERRO LIBRE VA DEBAJO DE ELLA.
NOTA: NO HAGA FAVORES.