REVELA COMO ORUNMILA ESPIÓ A DIOS

Apataki de Idi-ejiogbe


Revela como Orunmila espió a Dios

Orunmila siempre se pregunto porque las divinidades de la Brujeria, La muerte, la Noche y el Día tenían tanto poder. El obviamente estaba celoso de ellos y estaba ansioso de adquirir ese mismo poder.
Él fue a ver a sus Awoses en el cielo para encontrar la forma de hacerlo. Ellos se llamaban:
Mera tori ute kemi ya gun ori ute.
Mera tori urere ke mi ya gun ori urere.

Ellos le revelaron a Orunmila que las cuatro divinidades, eran las únicas autorizadas en ver a Dios cuando tomara su baño, y estas eran las que vigilaban a Dios en este proceso. El primer canto del gallo marcaba el inicio del momento que Dios empezaba a bañarse. El segundo canto del gallo marcaba el final del baño.
Los dos Awoses le dijeron a Orunmila que si él podía correr el riesgo de espiar a Dios en el momento de su baño, el automáticamente adquiriría el mismo Ashe o poder de las divinidades nombradas. Se le dijo que le diera un chivo a Eshu, que lo asistiría en esta delicada materia. Se le dijo que le ofreciera también a la Noche y a la Muerte. Él hizo los sacrificios. Le dio un conejo a la noche y una chiva a la muerte. Así él obtuvo permiso de su ángel de la guarda.
Después de esto, el tenia un objeto que lo hacia invisible y tomo posición en la escalera que va al baño de Dios. Cuando Dios estuvo listo para bañarse, el tomo su Jícara para tomar el agua, pero se le cayo de la mano. El trato por segunda vez y cayo de nuevo de su mano. Dios inmediatamente se dio cuenta que había un espía ahí. Las divinidades de la Brujeria y la Muerte quienes habían sido alimentadas por Orunmila previamente, le aseguraron a Dios que no había nadie por ahí. Así Orunmila estaba listo para adquirir el Ashe.
Convencido de que había un espía Dios no continuo el proceso del baño y fue a su cámara celestial donde tenia el espejo que veía todo lo que ocurría en el cielo y en la tierra. Fue así que descubrió a Orunmila. Dios inmediatamente le ordeno a la muerte que apresara a Orunmila. Orunmila al ver que la muerte lo perseguía uso sus nuevos poderes para conjurar la orden celestial. Así la Muerte paso sin verlo. Cuando Orunmila regreso a casa, vio a la Muerte buscándolo. Orunmila corrió hacia el río, y le pidió a los peces que lo escondieran y ellos lo hicieron.
Cuando la Muerte llega al río, se da cuenta que llego al final de su búsqueda. La Muerte regresa al cielo a reportar que la misión no pudo ser cumplida. Desde ese día Orunmila adquirió el poder de hacer y deshacer cosas.