AYIDOHWEDO Y AGASA

Apataki de Idi-ejiogbe


Ayidohwedo tenía a una mujer, y Agasa el cangrejo quería tener una.
¡Y Ayidohwedo sé puso enojado: yo, tan grande, seré traicionado y engañado por un simple cangrejo! - Y advirtió a su rival que lo vencería rápidamente.
Agasa corrió inmediatamente a su Babalawo para preguntar consejo a Ifa. Odi-Ogbe salió y pidió: dos gallinas, dos Chivos, diez couries y dos pinzas(Bekpa) en sacrificio, para evitar la muerte. Y el cangrejo le trajo todo esto al Babalawo y le puso las dos pinzas alrededor de su cuello.
Y ahora la mujer de Ayidohwedo entró en la casa del cangrejo, vendiendo Akassa. Pero alguien la vio entrar, y rápidamente, le llevo la noticia a Ayidohwedo, que sé puso sus bragas y sé limitó a ir a casa de Agasa.
Ahora, la mujer sabia que su marido la iba a buscar e iba a ver una desgracia.
Cuando Ayidohwedo llego a la casa del cangrejo, este puso las pinzas en la puerta de entrada y Ayidohwedo no podía entrar.
Y, de rabia, sé murió.